Testimonios

Carla Amaya
Afección: Artritis Reumática

Posiblemente no podré expresar todo mi sentir en líneas, sin embargo, estos tres meses y medio que he compartido con ustedes, han significado mucho para mi.

Aunque no vine con dolores fuertes, si buscaba una alternativa para la Artitris Reumática.

Se que el camino es largo, pero creo que lo he encontrado, hay un dicho que dice que lo más bonito “No es dar pescado, sino enseñar a pescar”. Y creo que esta es la experiencia más linda que aprendí y que llevo para el resto de mi vida. 

Gracias por todas sus atenciones, consejos, cariño. Ahora las abejas forman parte de mi vida, y donde quiera que este, ustedes estarán en mi mente y corazón. No nos perderemos porque las buenas personas y los amigos se quedan para siempre. Les deseo lo mejor, a ti Rosa Luz, gracias por animarme a seguir aprendiendo sobre el maravilloso mundo de las abejas, a lo mejor un día hacemos algo juntas. 

Gracias por todo, 
Carla Amaya 
amayacarla@yahoo.com.mx

Ema Yraida Romayna Montufar de Mallqui
Afección: Siringomielia

Desde mi silla de ruedas escribo:

Soy Ema; estoy operada de la médula espinal por un mal: Siringomielia. Desde 1999 padecía fuertes dolores en el miembro inferior derecho y no había remedio o terapia que calmara esos dolores, pero, al venir aquí a Abejas Curativas, poco a poco encontré el alivio total de mis dolores localizados en la rodilla, tobillo en el lado del pie que va del talón al meñique. 

Me voy muy contenta con la esperanza de regresar cuando retorne el dolor a alguna parte de mi cuerpo.

Doy gracias a la Apiterapia, porque solucionó un aspecto de mis males. Gracias a la señorita Rosa Luz por su atención muy profesional, cuyos consejos voy a llevar presente. Y por el amor que nos entrega a sus pacientes, que nos hace sentir en paz. Gracias a Dios por todo. 

San Borja 17 de Abril del 2009
Ema Yraida Romayna Montufar de Mallqui
DNI: 08897670

Jaime F. Teran Asmat
Afección: Al Sistema Muscular

A los gestores de mi mejoría: Rosa y Hans:

Vine como una persona enferma, y hoy me siento sano de la dolencia muscular. Antes sacarme el músculo por el dolor. Nadie lo solucionaba, visite a: 
Quiropracticos (5)
Acupunturistas (4) 
Terapeutas Físicos (5)
Medico Cirujano Neurólogo (1)
Medico Traumatólogo (2)
Yoga (1)
Shiatzu (1)
Masajistas (3) 

Un total de 22 especialistas y NADA!!!. Pero todo ocurre por algo, fue la única manera de comprender a las abejitas. Antes solo sabÍa que producían miel y ahora lo recomiendo como alimento y terapia. 

Lo único que espero es que el ser humano comprenda sus beneficios. Es un proceso lento pero tarde o temprano dependeremos menos de los medicamentos y más de la naturaleza. 

Hoy es otoño y para mi es verano, me siento mejor, sin dolor, SANO, con ganas de vivir más y soy feliz al ver una abeja. Tengo 40 años y gracias a la Apiterapia estoy mejor. Gracias por difundirlo y mucha fuerza para que más gente mejore. 

Estimación y un espacio en mi corazón. 

Jaime F. Teran Asmat.

Gloria Fernandez
Afección: Migraña

Si tu que lee esto estás por primera vez aquí, seguramente estarás con la misma incertidumbre que teníamos todos al empezar esta terapia. Te cuento primeramente que la doctora: Rosa Luz y Luciana son lindas personas. Y es un gusto tratar con ellas, tienen mucha calidez en su trato, tienen muchos buenos consejos para mejorar tu calidad de vida.

Bien, te cuento, sufro de migrañas hace 20 años. Algunos meses más intensos que otros (de 2 veces a tres veces por semana o una vez al mes en los mejores casos) El que sufre de migraña sabe de lo que hablo… pero te explico: Son dolores punzantes que se sienten en la mitad de la cabeza en forma vertical, esto incluye un ojo que cuando el dolor es intenso parece que te lo están sacando, también adormecimiento en la mitad del rostro, nauseas, intolerancia a la luz y los ruidos. En fin, un dolor que no te deja vivir… ¿y dormir? Ni lo pienses, sientes que te martillan la cabeza, existe una serie de medicamentos para este tipo de dolor y tratamientos también. Pero ninguno te sana, son solamente para aliviar. Bien, yo probé TODOS, hasta últimamente recurrí a inyecciones porque el dolor era insoportable. 

Listo, hasta aquí conoces mi problema. Ahora viene lo lindo, gracias a la insistencia de mi amiga Gladys decidí venir a “Abejas Curativas”. Y obviamente les tenia la pregunta del millón: ¿Y cuando vendrán los resultados?. Bien, me explicaron el tratamiento y que a partir del primer mes yo iba a sentir mejorías… ¡Esas eran buenas noticias! ¿Pero sabes qué? Eso no fue así, porque desde la primera semana yo sentía la diferencia, y ahora que ya pase el tratamiento ¡No tengo mas dolores!! (Nunca volvieron). 

Bien, supongo que la siguiente pregunta es si duelen, como sabemos cada organismo es diferente, pero en mi caso te diré que arde un poco. Pero la doctora sabe como hacer para que el ardor pase rápido, las primeras semanas se inflama un poco pero luego ya no y el escozor va disminuyendo. 

Eso si, es “adictivo” (Broma) de pronto vas a querer que te pongan todo el panal… jaja, ¡mentira! (en realidad llegas a sentirte bien y sin dolor , es un placer.

¿Sabes? Dios nos ha provisto de la naturaleza para nuestro bien, Dios te ama de una manera especial, porque eres especial y único, pone personas en tu camino para ayudarte a encontrar ese bienestar, en este caso yo agradezco a Dios por Rosa Luz y Luciana…

Vive tu propia experiencia.

Marykeith Gonzales
Afección: 
Artritis Reumatoidea

Hola me llamo Marykeith Gonzales y tengo 23 años.

Cuando tenia 21 inesperadamente comencé a sentir unos dolores agudos como agujas atravesando mis codos, paulatinamente el dolor apareció en mis rodillas, tobillos y cuando menos lo note, estaba postrada en una cama sin poder moverme. Dependía de mi mamá para cambiarme, para vestirme y moverme y ni hablar de bajar escaleras, tomar un colectivo o comenzar a trabajar.

No tenia idea de cual era el problema que me aquejaba, tenía mucho miedo, me sentía muy triste al punto de no poder dormir por incertidumbre de desconocer lo que me afectaba tanto, física como psicológicamente. Fui a muchos doctores de clínicas conocidas, algunos me derivaban a otros doctores. Y así pasaron cerca de 2 meses hasta que se descubrió mi enfermedad: Artritis Reumatoidea.

Con la edad que tenía y todos los sueños que tenía, me costó poder comprender que esta enfermedad con los años me transformaría en una persona que no podría caminar, ni coger siquiera un vaso de agua sin sentir dolor. Tome pastillas, muchísimas. Sacarme análisis de sangre y visitar al doctor eran cosas que hacia cotidianamente. Las pastillas no calmaban mi dolor, las articulaciones se inflamaban más y mis esperanzas también. 

Al no mejorar y haber probado hasta con tratamientos muy costosos, escuche de una chica con mi problema que recibía el tratamiento de Apiterapia.

Lo pensé, y dude muchas veces de si la simple picadura de un animalito tan pequeño, podría acabar con mi dolor. 
Hasta que lo decidí, fui a Abejas Curativas y poco a poco con mucha fe y perseverancia comencé a mejorar. Mis manos, por fin las puedo doblar, por fin puedo escribir. ¡Correr! (Algo muy importante para mi), bajar escaleras y actualmente hasta bailo
al ver que mi vida ha ido restaurándose e  incluso mejorando más que cuando estaba sana.

Aún tengo un largo camino por combatir esta enfermedad, pero estoy con muchas esperanzas de que dentro de poco estaré 100% sana.

¡Muchas gracias Abejas Curativas!